Canto a los vinos de Gran Canaria

 

Sobre la altas cumbres de las montañas de Gran Canaria,
bajo los radiantes rayos del mediodía
y al calor de sus destellos,
el dorado vino surge de la naturaleza.

 

Nadie sabe
cuál es el secreto de la madre;
trabajando sin descanso
con su inaprensible poder.

 

Radiante como un hijo del sol,
como la luz de un ardiente manantial,
se desborda del tonel
con púrpura espuma cristalina.

 

Alegra todos los sentidos
y sobre los pechos de los temerosos
insufla la dulce esperanza
del placer de vivir.

 

Lejos de las Islas Afortunadas
la Naturaleza vigila el navegar de los barcos,
Y los dorados frutos del Sur
Vierte en el Norte.


Adaptación libre de un poema de Friedrich Von Schiller

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.